El Presidente Andrés Manuel López Obrador, señaló que no cree que el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa deba de buscar ampararse ante la detención de su ex Secretario de Seguridad, Genaro García Luna, ya que su gobierno no busca venganza.

Agregó que no quiere que se piense que su administración está aprovechando la situación para atacar a Felipe Calderón, a pesar del daño que le hizo al propio López Obrador y al país, el cual empezó con el fraude electoral y pidió no adelantar juicios sobre la situación jurídica del ex presidente panista.

Agregó que al final se conocerá si Calderón sabía de la presunta relación entre su Secretario de Seguridad y Joaquín “El Chapo” Guzmán, porque están en curso las investigaciones en Estados Unidos y México.

Respecto a las cuentas del ex Secretario de Seguridad Pública, García Luna rechazó que estén congeladas, ya que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) apenas solicitó la información al respecto, pero si abundó que se han congelado cuentas de personas vinculadas a la delincuencia y ligadas a este caso.

El mandatario federal precisó que se busca “seguirle la pista al dinero” que presuntamente habría recibido García Luna del Cártel de Sinaloa para saber quienes estaban implicados y entre quienes se habrían distribuido los sobornos y anunció que se entregará toda la información a la Fiscalía General de la República (FGR), para que esta realice las investigaciones conducentes.

Finalmente, López Obrador descartó que con relación a estos hechos, se vaya a solicitar una investigación sobre los fondos con los que se está financiando la creación del partido político de Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala.

Publicidad