Christian Téllez Padilla, Jesús Israel Moreno Pérez y Víctor Manuel Guajardo Rivas, víctimas de desaparición forzada y sus respectivas familias, recibieron una disculpa pública, la primera en su tipo por este delito, por parte del Estado Mexicano por las violaciones a su derecho a la vida, a la dignidad, a su integridad y por la falta de justicia.

A nombre del gobierno de México, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, reconoció ante los familiares de las víctimas y representantes de organismos nacionales e internacionales, que la desaparición de personas es la herencia más dolorosa y el mayor reto para el gobierno federal y actualmente en el país hay un registro de más de 79 mil víctimas de este delito, por lo que se trabaja para que éstos hechos no se vuelvan a repetir.

Te puede interesar: Ve ONU impacto negativo en expansión de las Fuerzas Armadas en México 

Luego de reconocer que la desaparición forzada de personas fue por un tiempo incluso “una política de estado”, refrendó la apertura de esta administración al escrutinio internacional para que se verifique la protección a los derechos humanos.

Christian Téllez fue detenido y desaparecido por la policía intermunicipal de Poza Rica, Veracruz en 2010; Victorio Manuel Guajardo fue sacado de su domicilio en 2013 en Piedras Negras Coahuila por elementos del Grupo de Armas y Tácticas Especiales (GATE) y sus respectivas familias aceptaron las disculpas y pidieron que continúe la búsqueda para devolverlos a sus hogares.

Jesús Israel Moreno fue desaparecido durante un viaje en Oaxaca en 2011 y su padre, Carlos Moreno Zamora se negó a aceptar la disculpa publica aún cuando reconoció que éstos hechos no se registraron en este gobierno, señaló que este acto no le devolverá a su hijo.

Publicidad