Un grupo de Organizaciones no Gubernamentales lanzaron la campaña “Salvemos Internet”, orientada a presionar al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), al que acusan de planear medidas que dejan abierta la posibilidad de que se ponga fin a la neutralidad en la red de redes.

De acuerdo con las organizaciones de la sociedad civil, el ente gubernamental pretende “dañar a usuarios y favorecer” al coloso privado del sector, Teléfonos de México (Telmex), propiedad del poderoso magnate Carlos Slim.

Las entidades que aseguran buscar la protección de los derechos digitales lanzaron la cruzada en medio de la consulta pública en curso, que concluye el próximo 6 de marzo para formular un “Anteproyecto de Lineamientos sobre la gestión de tráfico y administración de red”.

Entre los objetivos de este ejercicio figura que los proveedores de servicios de Internet puedan cobrar de manera separada por contenidos y accesos a plataformas como Netflix y redes sociales.

La neutralidad de la red, que garantiza a los usuarios acceder con libertad a contenidos en plataformas, páginas web o aplicaciones sin pagar una tarifa diferente por cada uno de ellos, está comprometida según los integrantes de una coalición de ONG.

Entre los organismos civiles en pie de guerra para frenar esta iniciativa figuran la Red en defensa de los Derechos digitales (R3D), Artículo 19, ONG Derechos Digitales, SocialTIC, Wikimedia México y Tierra Común.

Al igual que en países europeos, latinoamericanos y asiáticos, donde se han levantado fuerzas desde las entrañas de la sociedad civil para evitar que se ponga fin a la neutralidad en la web, en México las entidades civiles decidieron unirse para poner un dique a este intento.

Según la alianza de ONG, con las reformas a los artículos 145 y 146 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión que se pretenden realizar se pondrán “en riesgo los derechos de acceso a la información, a la protección de datos personales y a la libertad de expresión”.

En suma, la regulación “podría cambiar la manera en cómo se ha utilizado el Internet en las últimas décadas”, exponen.

Entre los objetivos del IFT para replantear los lineamientos para la gestión de Tráfico en la Red se encuentra el de “otorgar certidumbre jurídica que garantice la neutralidad de la Red”.

No obstante, otra de sus metas es “mercantilizar el Internet” al contemplar “promover condiciones de competencia” y fomento a estrategias comerciales a través de prácticas de priorización pagada, denunciaron las organizaciones.

Según los expertos de estos grupos, los proveedores del servicio de Internet podrían imponer “tarifas diferentes” para cada plataforma de streaming y plataformas de distribución de contenidos audivisuales como Netflix.

Existe además el riesgo además de que las compañías privadas puedan “monitorear la actividad de los usuarios para poder identificar qué información consumen y lucrar con ello, violando la privacidad.

Pero lo más peligroso, a decir de las asociaciones, es que “los nuevos lineamientos también permitirían a los proveedores incurrir en prácticas de censura al permitirles el bloqueo temporal de contenidos o servicios por motivos de seguridad nacional o debido a que una autoridad lo solicite”. Esta acción podría aplicarse sin que se les requiera a los proveedores que transparenten sus acciones y que rindan cuentas, lo que violaría los derechos de los consumidores sin ser sancionados, alertaron los especialistas.

La consulta pública promovida por el gobierno para la regulación de Internet pretende tomar en cuenta las opiniones de todos los sectores involucrados.

Ante el riesgo de que se impongan las pretensiones de las grandes compañías que podrían sacar provecho de Internet, la campaña lanzada por los colectivos que defienden a los usuarios de los servicios digitales quieren que se garantice plenamente en México el derecho a la neutralidad de la Red.

Se cree que los mayores beneficiarios serían los proveedores del servicio como Telmex y su “hermana”, Telcel, que acapara el 59% del mercado mexicano de telecomunicaciones.

Publicidad