El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó este viernes una resolución para enviar una misión independiente a Venezuela para investigar posibles violaciones de las garantías individuales cometidas en el marco de la crisis que vive el país sudamericano. La resolución, que presentaron varios países del Grupo de Lima, entre ellos Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú, fue aprobada con 19 votos a favor, siete en contra y 21 abstenciones, entre ellos las de México y Uruguay.

La comisión “investigará presuntas ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitraras, torturas y otros crímenes ocurridos en Venezuela desde 2014 y presentará sus resultados durante la sesión del Consejo de Derechos Humanos dentro de un año, en septiembre de 2020. El órgano de las Naciones Unidas llamó al gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, garantizar el acceso y facilitar el trabajo de la misión, cuyos miembros serán nombrados por el presidente del Consejo de Derechos Humanos.

“La creación de un organismo de investigación independiente para reunir pruebas de violaciones graves es un paso importante para establecer la responsabilidad por el horrendo sufrimiento del pueblo venezolano desde 2014″, consideró José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), en un comunicado difundido en su pagina web. Tras la aprobación de la resolución, el embajador venezolano ante el organismo, Jorge Valero, advirtió de que su país no cooperará con esta misión porque se enmarca con la campaña liderada por Estados Unidos. “La imposición de mecanismos de monitoreo adicionales no contará jamás con el consentimiento de mi país”, enfatizó Valero, quien recordó que Caracas ya había acordado una “cooperación técnica” con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Alertó que esta resolución puede incidir negativamente en los procesos de diálogo que se desarrollan entre los principales actores políticos del país, en referencia a las conversaciones entre el gobierno de Maduro con un sector minoritario de la oposición. El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas también aprobó la víspera otra resolución en la que urge al gobierno venezolano acatar las recomendaciones de Bachelet para superar la crisis política y social en la nación sudamericana. Tras realizar una visita a Venezuela, Bachelet emitió un informe en julio pasado en el que denunció el uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas, las ejecuciones extrajudiciales y casos de tortura, sin embargo, el gobierno de Maduro aseguró que la expresidenta chilena “mintió” en su reporte.

Publicidad