Aunque la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU) pide 5 mil millones de pesos extras para realizar un rescate financiero a 9 universidades estatales del país, que argumentan que no podrán saldar las prestaciones de sus empleados, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, descartó otorgarles más recursos para 2020.

Adelantó que para el próximo año el único aumento de recursos que se destinará será el que establezca la inflación.

“No se puede, más que lo que significa la inflación, el incremento inflacionario. Y tenemos que actuar así, porque tiene que haber orden administrativo”, dijo en su conferencia mañanera de este miércoles.

Justificó que no se puede dar más recursos, puesto que se incurriría en un déficit y el Gobierno tendría que aumentar impuestos.

“Crear impuestos nuevos, decretar gasolinazos, como era antes, pedir prestado, aumentar la deuda, como era antes. Eso ya no”.

Subrayó que su administración no estará a expensas de chantajes y nunca van a cambiar las cosas tal y como lo pretende.

En ese sentido recomendó a las universidades no realizar gastos superfluos, financiar congresos, visitas al extranjero y “turismo político”.

“Universidades que hacían congresos con gastos pagados a todos los invitados, no solo les pagaban los viáticos, les pagaban por venir a dar una plática, expositores que cobraban a las universidades por eso.

“Sí está bien, no está mal, pero hay que ahorrar. Si tenían un congreso cada seis meses, pues que tengan un congreso cada año; si tenían 100 viajes al extranjero, que le bajen a 50. Que haya más control sobre el presupuesto en general, porque hasta eso, maestros ganando muy poco, los maestros por hora o por asignatura mal pagados.

“Todo mundo tiene que hacer una renovación, un cambio, en el caso de las universidades, como en el Poder Judicial, de manera autónoma, de manera independiente”.

Lo anterior en el contexto de los reclamos que realizó la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU), la cual pide 5 mil millones de pesos extras para realizar un rescate financiero a 9 universidades estatales del país.

“Tenemos un déficit, nos falta dinero, no hay para pagar la nómina, no ha para cerrar el año, no hay para los aguinaldos y necesitamos más dinero. Así ya no es la cosa. Cuentas claras y chocolate espeso”, exigió López Obrador.

Finalmente, rechazó que el Gobierno federal tenga adeudos con las instituciones de educación superior, pues los recursos etiquetados están siendo entregados puntualmente.

Publicidad