El turismo en México es, sin duda, uno de los rubros más afectados por la pandemia de Covid-19, este 2020 cayó un 75%. Pero, además de la crisis sanitaria, otros factores afectaron dicho sector como el recorte del 42% del presupuesto al turismo nacional y la desaparición del Consejo Nacional de Promoción Turística por parte del gobierno federal. Actualmente, pese al semáforo epidemiológico activo, continúa la reactivación del turismo en México; de acuerdo a la Secretaria de Turismo, este rubro empezará a mostrar signos de reactivación en agosto; pero lo egresivo será en septiembre y el receptivo en noviembre.

Aunque todavía falta para erradicar por completo el Covid-19 y las condiciones para viajar no serán las mejores en un buen tiempo, un sondeo hecho por Deloitte, demuestra, 60% de las personas de todo el mundo quiere viajar en lo que resta del año y 40% viajará en el primer semestre de 2021. En relación a ello, cabe resaltar México se encuentra entre los diez destinos turísticos preferidos a visitar después de la pandemia, según una encuesta mundial aplicada a 3 mil 600 socios del programa de recompensas I Prefer de Forbes, quienes estiman una recuperación del turismo del 55% a nivel nacional y 45% internacional a finales de año.

Te puede interesar: Por nuevo etiquetado, industria de la chatarra prepara impugnaciones contra México

Uno de los destinos actuales ya disponible es Quintana Roo, considerado por muchos como la joya turística de México. El más reciente reporte de la Secretaría de Salud local, señaló 8 mil693 casos positivos de coronavirus y mil 115 defunciones. A pesar de estas condiciones desfavorables, las actividades turísticas se están reactivando. En este sentido, el gobernador de dicho estado, Carlos Joaquín González, negó que su gobierno esté desatendiendo las medidas del gobierno federal e indicó trabaja en coordinación con este, aunque a nivel estatal cuentan con parámetros específicos para su reactivación turística y económica.

Para el estado de Quintana Roo el turismo es pieza clave de su recuperación económica, la pandemia de coronavirus ocasionó la suspensión de actividades turísticas, el descenso de viajeros y, con ello, la pérdida de 104 mil 921 de empleos y una pérdida económica de más de 3 mil 500 millones de dólares, estima la Secretaría de Turismo.

La ocupación de los hoteles estaba al 80% de su capacidad con más de 323 mil turistas alojados en 1,100 establecimientos, antes de la emergencia sanitaria. Pero, al declararse pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud, más de la mitad de los hoteles cerraron quedando sólo 49 de ellos en operación con el objetivo de resguardar a los turistas que habían quedado varados. Desde ese momento, la ocupación hotelera llegó a caer hasta el 3% y hasta inicios de agosto las actividades en la zona turística iniciaron a reactivarse, aunque los hoteles y restaurantes pueden operar únicamente al 30% de su capacidad.

Asimismo, la ocupación hotelera se encuentra al 27%, pero es un primer paso para la reactivación del turismo en México, aun con el semáforo epidemiológico activo, asegura el secretario de Turismo, Miguel Torruco, quien adelantó en las próximas semanas habrá campañas para promover otros destinos turísticos nacionales como Nuevo León, Coahuila, Tabasco, Sinaloa y Campeche.

Publicidad