El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, advirtió que los acuerdos comerciales no deben estar sobre la dignidad de las personas.

Por ello, instó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a que en su política migratoria ponga en el centro a las personas migrantes, sin restar importancia a los citados acuerdos.

Durante la Presentación del Estudio “Políticas de Inmigración de los Estados Unidos, Derechos Humanos y Familias Migrantes: La Tormenta Perfecta”, elaborado para la CNDH por la Universidad de Georgetown, dijo que invertir en Centroamérica y el sureste mexicano es un proyecto de mediano plazo.

“Mientras ello ocurre hay que atender los problemas, porque se trata de vidas, integridades y la esperanza de una niñez ajena a lo que los países no han hecho para lograr una distribución más equitativa del potencial que como humanidad tenemos”, añadió.

González Pérez lamentó que la gran aspiración de regular la migración en Estados Unidos se haya olvidado al privilegiar la politización ideológica del fenómeno en diferentes administraciones.

Consideró que ello se ha acentuado en el gobierno de Donald Trump, como la violación de la ley y los derechos humanos de la niñez migrante.

Condenó que la autoridad estadounidense niegue servicios básicos como higiene y salud, tenga hacinados a niñas y niños migrantes en las oficinas, lejos de sus familias.

Lamentó que no se haya logrado la reunificación total de familias, a pesar de las órdenes de las cortes americanas y de la excitativa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para la protección de familias y las medidas cautelares solicitadas por la CNDH.

Señaló que, a pesar de que han crecido los muros y se han reforzado las fronteras con un carácter más militarizado, ha aumentado la población de la niñez migrante.

Publicidad