Tras realizar diversos estudios, la farmacéutica Pisa aseguró haber comprobado que el medicamento contaminado utilizado por el Hospital Regional de Pemex en Villahermosa, Tabasco, no corresponde a un producto fabricado por ellos.

Mediante un comunicado, la empresa indicó que a través de una evaluación visual se detectaron anomalías en el empaque primario consistentes en reúso y adulteración de los frascos del medicamento heparina sódica.

Además, apuntó, haber localizado irregularidades y variaciones en el volumen y características de la solución y alteraciones en el empaque secundario (caja de cartón).

Posterior a esta revisión, se procedió a realizar una investigación técnica, en la cual se encontró que el fármaco utilizado en Pemex no contiene alcohol bencílico ni cloruro de sodio, sustancias que forman parte de la heparina sódica fabricada por Pisa, se explicó el documento.

En ese sentido, Pisa manifestó que no presta el servicio de hemodiálisis en el hospital de Pemex y tampoco “guarda vínculo alguno, comercial o de cualquier índole, con José Roche Pérez –persona señalada por medios de comunicación como el proveedor de este producto–“.

“Con base en los hechos descritos, Pisa Farmacéutica se reserva el derecho de presentar las acciones legales que resulten procedentes (…) y refrenda su total disposición a colaborar con las autoridades sanitarias y aclarar los hechos del hospital”, apuntó.

Pemex informó que 56 pacientes afectados se encontraban en seguimiento, de lo cuales 13 pacientes se atienden de manera ambulatoria y 43 se encuentran hospitalizados.

De estos últimos, 35 se reportan estables y ocho en terapia intensiva. Además de tres muertos.

Publicidad