La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó el Mecanismo de Seguimiento para el caso Ayotzinapa con la intención de presionar al Estado mexicano de redoblar las investigaciones y resolver este evento que tiene más de dos años de sucedido.

En conferencia de prensa, James Cavallaro, presidente de la CIDH y el relator de derechos humanos para México, Enrique Gil Botero, aseguraron que el Mecanismo no tiene el objetivo de investigar, si no de acompañar y de verificar las líneas de investigación sobre el caso. Insistieron en que se basarán en las recomendaciones que dejó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) para avanzar en el hallazgo de los normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero.

“El objetivo es exponer, en términos generales, que el mecanismo de la CIDH implementará en el entendido de que es obligación el paradero de los estudiantes y que es obligación del estado, tendremos un plan de trabajo que estará basado en objetivos específicos y generales, el primero se sintetizó en 20 tópicos se concentran más de 200 líneas que faltan por explorar, que abren hipótesis que no se han explotado y que el Estado debe redoblar su compromiso frente a los beneficiarios y agrupar en cuatro pilares las prioridades.

El mecanismo propuesto busca dar seguimiento y supervisar las medidas que adopte el Estado mexicano a fin de dar cumplimiento a la medida cautelar y a las recomendaciones de los dos informes presentados del GIEI.

José Cárdenas.

Publicidad