Entrevistado afuera de la secretaría de Relaciones Exteriores, indicó que la intención es “ver si podemos cambiar los resultados que es lo que nos interesa”.

Afirmó que el problema de la violencia en el país es muy grande, por lo que conminó a haber un lado las diferencias políticas y culturales para “ llegar a un plano de civilización mínimo en donde se respeta la vida porque a todos nos toca esta responsabilidad”.

“Yo creo que el problema de la violencia es enorme es inmensamente grande en el país hay miles, decenas de miles o si no es que millones de sicarios y la única forma de detenerlo es poner a todas las diferencias que tenemos, políticas y culturales, a un lado”, indicó.

Comentó que en el encuentro se acordó mantener comunicaron, y Ebrard será el enlace con los demás funcionarios federales a fin de informar a la familia Lebarón sobre los avances de las investigaciones tras ataque a familiares.

Publicidad