Durante la reunión extraordinaria de la Comisión para la Verdad para el caso Ayotzinapa, la presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Esmeralda Arosamena se pronunció porque las autoridades reconduzcan los procesos judiciales necesarios en contra de las personas recientemente liberadas.

Explicó que a su juicio, el hecho de que algunas pruebas se hayan obtenido bajo tortura a los señalados como implicados en la desaparición de los 43 normalistas de la Escuela Isidro Burgos, “ello no implica – y aquí el punto de lo que puede representar una reconducción de la investigación- que estas personas pueden quedar libres porque les da la gana”.

Dijo que desde el derecho, existen fórmulas y estrategias para una reconducción de la investigación, que lleve a estas personas no solo a enfrentar a la justicia sino a otorgar datos valiosos para la ubicación del último paradero de los estudiantes.

Durante esta reunión presidida por el Subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez en la Secretaría de Gobernación, la comisionada entregó un documento con los avances de la especialista independiente Angela Buitrago, una vez que ha vuelto a México para coadyuvar en esta indagatoria para dar con el paradero de los 43 normalistas desaparecidos en 2014.

También se presentó un balance de los resultados de los primeros pasos ante nuevas líneas de investigación que incluyen nueve puntos de búsqueda de los jóvenes estudiantes, entre estos el basurero de Tepecuacuilco, Guerrero.

Publicidad