Hay tres escenarios posibles para el volcán Popocatépetl: que la actividad regrese a la calma, que continúen las explosiones de intensidad moderada y, el menos viable, que ocurra una erupción de gran magnitud, informaron el martes investigadores que conforman los siguiente cuerpos:

  • Instituto de Geofísica de la UNAM
  • Comité Científico Asesor del volcán Popocatépetl
  • Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred)

Ramón Espinasa Pereña, subdirector de riesgos volcánicos del Cenapred, dijo que, pese a que en últimas 24 horas la actividad del “Popo” se redujo a 27 exhalaciones, dos sismos volcanotectónicos y cinco minutos de tremor, la etapa amarilla fase tres se mantendrá.

Desde entonces hemos observado esta relativa calma sísmica; no significa que el volcán se haya apagado totalmente, pero sí hay reducción. ¿Qué nos indica esto? Precisamente no lo sabemos, (por eso) contemplamos cualquier escenario”.

Anuncios

Explicó que desde el sismo del martes 19 de septiembre 2017, “don Goyo” mostró un aumento de sismos vulcanotectónicos. En enero 2019 cambio la composición de sus gases. Aunque las señales de deformación en el volcán son menores, el 2% del magma se queda en la superficie y el 98% en la profundidad.

Publicidad