El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) identificó una tendencia de “no crecimiento” en el valor del PIB de la industria de la radiodifusión, no solo a causa de la pandemia por coronavirus, sino que se involucran otros elementos, como los cambios en las modalidades de consumo y la expansión de otro tipo de plataformas.

En reunión virtual con integrantes de la Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados, el comisionado presidente interino, Adolfo Cuevas, dijo que ese decrecimiento merece atención del organismo autónomo y el Congreso de la Unión.

Te puede interesar: ¡Cuidado! Así es como difunden fotos íntimas de mujeres

“Aquí lo que estamos observando es el valor de la industria. El valor de la industria y eso es bien sabido por ustedes, ha tenido un comportamiento digamos de no crecimiento, no quisiera utilizar un adjetivo que pudiera malinterpretarse, digamos que no ha tenido ya un crecimiento acelerado, se ha mantenido ya en un rango el valor del PIB de la radiodifusión año con año”, apuntó.

Detalló que en el contexto de la pandemia por Covid-19, si bien las audiencias en radio y televisión se han incrementado relativamente, a causa del confinamiento en casa, ello no necesariamente se ha traducido en un incremento en las ventas de publicidad.

Los concesionarios están pasando momentos difíciles, reconoció.

Indicó, a través de gráficas, que el PIB de la Radiodifusión, fue equivalente a 26 mil millones de pesos en el primer trimestre de 2019; cifra que en el primer trimestre de 2020 bajó a 23 mil millones de pesos.

En 2013, en el sector radiodifusión había 67 mil 434 empleos, y para 2019, el número bajó a 46 mil 378 empleos, lo que representa 21 mil fuentes de trabajo menos en ese rubro.

Planteó que los concesionarios tienen cargas fiscales distintas a nuevos medios de comunicación que operan en plataformas diversas y distintas al espectro radioeléctrico, por lo que consideró necesario generar condiciones de “piso parejo” para dar viabilidad al sector radiodifusión, al cual calificó como fundamental para el cumplimiento del derecho a la información.

Acompañado por el resto de los comisionados del IFT, defendió la autonomía del mismo, negaron haberse sentido presionados o haber recibido presiones del Presidente de la República e incluso, señalaron que si hay presión, proviene de los propios medios de comunicación.

“No he sentido jamás ninguna presión. Debo reconocer, ha habido dos reuniones de trabajo con el ciudadano Presidente de la República, de parte del pleno del IFT con él. En esas reuniones él ha tenido un comportamiento absolutamente republicano, un trato respetuoso y si bien platea temas que le son de interés y relevancia, lo hace siempre y expresamente reconociendo la autonomía del instituto. No, no hay presiones”, enfatizó.

De igual modo, el presidente interino dijo no pretender ganar un sueldo más alto al del Primer Mandatario, sino conforme a su especialización.

En el largo encuentro virtual, los comisionados hablaron del cobro de contraprestaciones por concesiones de medios masivos, mismas que se han adecuado para que no se incrementen de manera notoria y se generen riesgos de no pago, así como de devolución de concesiones.

Es más relevante mantener la continuidad del servicio que perseguir afanes recaudatorios, apuntaron.

También destacaron la importancia del acuerdo entre los principales concesionarios de la televisión y el Ejecutivo Federal, para transmitir el siguiente ciclo escolar, ante la imposibilidad de regresar a las aulas, a causa del coronavirus.

Respondieron a preguntas de los parlamentarios sobre concesiones a radios comunitarias; el problema de la brecha digital, que afecta al 50 por ciento de la población.

Respecto a las resoluciones del pleno del Instituto sobre el caso Fox Sports-Disney, nuevamente defendieron su determinación de no ordenar de inmediato la liquidación.

Negaron que sus fallos en ese particular tengan como fin beneficiar a empresas extranjeras, lo que se busca es no generar concentración en el sector, no afectar la oferta en contenidos al usuario de servicios de televisión por cable, y evitar un posible aumento de precios al cliente.

“Nada más alejado de la realidad y nada más mediático, que el IFT esté favoreciendo a empresas extranjeras”, respondió el comisionado Mario Fromow.

El procedimiento en esa operación, dijeron, quedó momentáneamente suspendido porque las instancias jurisdiccionales ante las que se le debe dar seguimiento, también han frenado labores a causa de la emergencia sanitaria que viven México y el mundo entero a causa del Covid-19.

Publicidad