El ex subprocurador Especializado en Delitos Federales, Felipe Muñoz Vázquez, rechazó haber cobrado una “extorsión” para dejar en paz a la familia de Javier Duarte y reclasificarle un delito que le garantizara una condena más baja.

En entrevista con el diario Reforma, dijo que el ex gobernador de Veracruz, actualmente preso, Javier Duarte, acusó esto porque está disgustado porque se investigó e imputó a sus familiares y porque se consiguió que lo condenaran a nueve años de prisión por asociación delictuosa y lavado de dinero.

Y es que consideró que Duarte está disgustado por la sentencia y el aseguramiento de recursos monetarios y propiedades, más de mil millones de pesos, así como órdenes de aprehensión en contra de diversos familiares suyos: “Entonces, todas estas acciones, me queda claro que generan disgusto, pero era mi función, y debo de decir, porque escuché la entrevista que le hicieron, en la que habla de acuerdos-, si el señor hizo acuerdos, sería importante que dijera con quién y de qué se trataban estos acuerdos. A mí en este medio me conocen muchas personas, derivado de que llevo muchos años trabajando en instituciones de procuración de justicia y conmigo no hay acuerdos. Acuerdos de los que habla el señor, conmigo no existen”.

Aclaró que por cuestiones de ética y profesionalismo no iba a responder preguntas relacionadas con el procedimiento abreviado que reclasificó el delito de delincuencia organizada por asociación delictuosa e implicó una condena más baja, señalando que tiene la obligación de guardar la secrecía porque esta información es parte de una carpeta de investigación en curso.

Publicidad