En un albergue de Mexicali, Baja California, autoridades de migración de México detectaron un nuevo brote de varicela luego de que migrantes reportaron calentura y picazón en cara y cuello.

Una vez activada la alerta de varicela, autoridades del norte de México confirmaron 11 casos de varicela entre niños y adultos migrantes que se encuentran alojados en el albergue Alfa y Omega, ubicado en la zona centro de Mexicali.


Ante esta situación, Efrén Zazueta Fierro, responsable del departamento de Epidemiología en la Secretaría de Salud local, confirmó que se trata de migrantes que llegaron procedentes de Centroamérica, donde es frecuente este padecimiento.

El funcionario estatal informó que se tomaron medidas de aislamiento para evitar el contagio entre migrantes radicados en esta ciudad del norte de México y se dijo que personal de los servicios de Salud de Mexcali capacitaron a los trabajadores del albergue para tomar medidas.

Publicidad