Autoridades ambientales dieron a conocer que con el establecimiento de 11 colonias en el actual periodo de hibernación, en los bosques de Michoacán y el Estado de México, la mariposa Monarca ocupó un total de 2.83 hectáreas, lo que significa una reducción del 53 por ciento en relación a las 6.05 hectáreas registradas en el periodo 2018-2019.

Explicaron que las temperaturas sustancialmente más bajas en Texas, cuando las Monarcas llegaron en marzo y abril de 2019, determinaron un lento crecimiento de los huevos y las larvas de la primavera, y por consiguiente una menor reproducción en la población de mariposas de Norteamérica durante las generaciones reproductivas siguientes, lo cual también se expresó en la generación migrante, trayendo consigo una reducción de la población de este insecto y en consecuencia una menor ocupación en los bosques mexicanos.

Estas cifras resaltan la temporada de hibernación de 2018-2019 como un periodo excepcional, cuando la ocupación forestal fue de 6.05 hectáreas de manera que las 2.83 hectáreas de ocupación de 2019-2020 no son alarmantes debido a que son muy cercanas al promedio de ocupación de 2.87 hectáreas.

De acuerdo al estudio realizado por investigadores de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), durante la segunda mitad de diciembre de 2019, fueron detectadas 5 colonias dentro de la reserva de la Biosfera Mariposa Monarca y 6 colonias fuera de ella.

En la región de la Monarca, la colonia más grande (mil 274 hectáreas) se observó en el ejido El Rosario y la colonia más pequeña (0.001 hectáreas) en el ejido El Potrero, esta colonia representa un nuevo registro y se encuentra dentro del área de protección de los recursos naturales zona protectora forestal Valle de Bravo, Malacatepec, Tilostoc y Temascaltepec.

Publicidad