Con el segundo incremento anual consecutivo al salario mínimo se “da la vuelta a una página negra en la historia marcada por la contención deliberada del ingreso de los trabajadores y trabajadoras que menos tienen”, expresó la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján.

Con el incremento del 20 % al salario mínimo que opera a partir de este 2020 —de 123.22 pesos diarios, con excepción de los trabajadores de la Zona Libre de la Frontera Norte donde se pagan 176.22 a 185.56 pesos diarios— “se establecen las bases para la recuperación del salario mínimo de manera responsable, gradual, sostenible, pero, sobre todo, consensuada. Se trata de saldar, al menos parcialmente, una deuda histórica con los que viven de su trabajo”, agregó la titular de la STPS.

Añadió que el aumento en ambas zonas se integró a partir del salario mínimo general actual de 102.68 pesos diarios y 176.22 pesos diarios, respectivamente, más la suma del Monto Independiente de Recuperación (MIR) que fue determinado en 14.67 pesos y una adición del 5 por ciento correspondiente al factor inflacionario.

Con este aumento se pone fin a la caída del 73% del valor adquisitivo del mini salario registrado durante más de 40 años, en beneficio de 3.44 millones de trabajadores que ganan menos que los nuevos salarios mínimos.

Reiteró que el incremento de 2019 rompió con el mito mediante el cual se solía justificar el estancamiento y la pérdida del poder adquisitivo de las y los trabajadores: “La mayor prueba de que el incremento de los salarios mínimos no tuvo efectos inflacionarios, es que, en las principales ciudades de la Zona Libre de la Frontera Norte, donde el salario se incrementó al doble, se observan menores tasas de inflación que en ciudades del resto del país en las que el aumento fue de 16%”.

Destacó que el beneficio ha sido aún mayor para el 10 % de los trabajadores que menos ganan, su ingreso aumentó alrededor de 72 % en la Zona Libre de la Frontera Norte y 8.5 % en el resto del país y sacó de la pobreza laboral a 1.23 millones de mexicanos.

Publicidad