La confirmación de dos casos positivos de Coronavirus COVID-19 en México han puesto en alerta a la población, sobre todo después de las estimaciones presentadas en conferencia de prensa por Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud.

En este sentido, la Iglesia Católica en Monterrey decidió emitir algunas recomendaciones para prevenir la propagación de la epidemia originada en la ciudad china de Wuhan.

Por medio de un comunicado, Rogelio Cabrera López, arzobispo de Monterrey, difundió las tres principales medidas de contención sanitaria que deberán ser acatadas en las parroquias de la capital del estado de Nuevo León.

Entre ellas destaca la eliminación provisional del característico ‘saludo de la paz’, mismo que tiene una gran carga simbólica dentro del rito religioso:

“Establecer una campaña de oración por el bienestar de los enfermos y del personal sanitario”.

“Suprimir el saludo de la paz dentro de la celebración de la Santa Misa (pasaremos directamente del deseo de paz del sacerdote a la fracción del pan)”.

“Los ministros de la comunión, ordinario o extraordinarios, deberán desinfectarse sus manos con geles apropiados antes de administrar la comunión a los fieles, quienes la recibirán en la mano y deberán consumirla frente al ministro”.

El funcionario eclesiástico también llamó a los fieles a seguir las indicaciones sanitarias oficiales y evitar caer en el pánico y la tergiversación de la información sobre el Coronavirus.

Publicidad