El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell indicó que autoridades del SAT y de Aduanas trabajan para controlar que no haya contrabando de pruebas rápidas para la detección de COVID-19.

López-Gatell agradeció a Raquel Buenrostro , titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y a Horacio Duarte, director de Aduanas, por las acciones que han implementado para evitar este problema.

Te puede interesar: Rusia produce primera partida de la vacuna contra COVID-19

Explicó que el trabajo de ambas dependencias es vital pues es reprobable que haya contrabando en estos bienes para la salud y porque no existe la capacidad para identificar las pruebas.

“Porque en un instrumento potencialmente diagnóstico como la pruebas rápidas de COVID-19 no existe la capacidad de identificar si tienen o no la calidad necesaria”, indicó.

Destacó que el trabajo no es solo para prevenir el contrabando de este tipo de insumos sino de medicamentos y cualquier otro elemento necesario para el tratamiento de COVID-19. 

Publicidad