La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó amparar a tres casinos de Monterrey, Nuevo León que buscaban no pagar impuestos.

La Segunda Sala del máximo tribunal del país analizó los juicios de amparo en revisión y determinó que es constitucional la Ley de Hacienda del Estado de Nuevo León vigente desde 2017, que prevé dos impuestos sobre juegos y sorteos.

Se trata de las empresas Players Palace, Entretenimiento Mapuche y Apuestas Internacionales.

Los ministros reconocieron que el Congreso de Nuevo León tiene competencia para establecer contribuciones sobre juegos y sorteos, pues si la facultad para gravar esas actividades no se otorgó en la Constitución exclusivamente a la Federación, esto permite concluir que también la pueden ejercer las legislaturas locales.

Según la Corte, son constitucionales los artículos que señalan que los impuestos no vulneran los principios de justicia tributaria que ya prevé la Carta Magna.

Publicidad