Las comisiones unidas de Gobernación e Igualdad de Género, aprobaron un paquete de reformas a seis leyes, incluyendo ordenamientos electorales, cuyo fin es reconocer la violencia política de género como una modalidad de violencia hacia las mujeres, impulsar el lenguaje inclusivo en la normatividad electoral y garantizar la paridad de género en los órganos electorales locales y el Instituto Nacional Electoral (INE), entre otras medidas.

Al subrayar que se analizaron 9 iniciativas de reforma presentadas por más de 40 congresistas, la presidenta de la Comisión de Igualdad en San Lázaro, Wendy Briceño, enfatizó que se reconoce al INE como una institución con la facultad de promover la no violencia en el marco de los derechos políticos y electorales de las mujeres.

Se deberá implementar la paridad en la integración de los órganos de dirección del INE y Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE’s).

Se facultará al INE para promover el respeto a los derechos de las mujeres en el ámbito político y electoral; el Consejo General de ese organismo velará y vigilará que se apliquen las disposiciones electorales con perspectiva de género; estará obligado a promover campañas y dar capacitación para prevenir acciones de violencia política de género.

Los cambios establecen que se observará el principio de paridad en la integración de planillas de elección para ayuntamientos y alcaldías en el caso de la Ciudad de México, así como en las candidaturas a diputados locales y federales; aunado a que será facultad del árbitro electoral el rechazar los registros de quienes no cumplan con los principios de paridad.

Se reconocerá la igualdad sustantiva y la paridad de género en partidos políticos, los cuales deberán dar impulso a liderazgos políticos femeninos.

En cuanto a delitos electorales, apuntó, se definirá legalmente la violencia política en razón de género y se señalará como agravante, que al incurrir en los delitos ya previstos provoque violencia política en razón de género.

Se prevé la creación de una Base Estadística Nacional de Violencia, Política en Razón de Género, a cargo de la Fiscalía General de la República (FGR) y la creación de comisiones especiales para erradicar ese flagelo; mientras que en el Poder Judicial, las salas del Tribunal Electoral se integrarán con estricto apego al principio de equidad de género,  agregó Briceño Zuloaga.

La legisladora del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) agregó que se tomaron en cuenta observaciones y propuestas de ajuste al proyecto, presentadas por congresistas de distintos partidos, organizaciones sociales e incluso, consejeras del INE.

Las normas a modificar, detalló, son la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la Ley General de Instituciones y Procedimientos electorales, la Ley General de Partidos Políticos, la Ley General de Delitos Electorales, la Ley Orgánica de la FGR, la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, puntualizó.

En su intervención, la presidenta de la Comisión de Gobernación, Rocío Barrera, calificó la reforma como histórica.

Enfatizó que sin mujeres no hay democracia y es momento de superar lagunas legales y paradigmas desgastados, así como eliminar los diques que frenan el avance de las mujeres, así como el respeto a sus derechos político, electorales.

“Es hora ya de contar con reglas que prevengan, inhibían, sancionen y reparen la violencia política en razón de género”, recalcó.

Publicidad