Para combatir la obesidad y sobrepeso infantil, se requiere una estrategia integral, afirmó Juan Rivera Dommarco, director general del Instituto Nacional de Salud Pública quien se pronunció a favor de buscar una buena alimentación y entornos escolares saludables.

En el marco del foro para los Entornos Escolares, realizado en la SRE, el funcionario afirmó que debe ser regulada la publicidad dirigida a los infantes y regulación de productos como bebidas azucaradas y alimentos chatarra, principales factores de obesidad.

“Debemos retomar las acciones integrales y actividad física, debemos trabajar en los entornos de obesidad en etapas tempranas de la vida toda vez que el niño se habitúa a los sabores dulces y alimentos inadecuados”, remarcó.

Indicó que la prevención de obesidad debe incluir la escuela, el hogar y la comunidad para tener a los niños como eje. “Hay que pensar que el niño, pasa casi cuatro horas y media o cinco en la escuela, pero después está en la comunidad, en la calle o en su hogar”, expuso.

Con base en datos de la Secretaría de Salud, explicó que el 85 por ciento de los niños en edad escolar, alrededor de 16 millones, refirió que desayunaban en su casa y el 8 por ciento refirió que además antes del desayuno consumía algún otro alimento.

Detalló que los menores encuestados, manifestaron que reciben doble desayuno toda vez que luego de ingerir alimentos en su casa, en la escuela reciben desayuno escolar.

“Sin embargo, el tipo de desayuno que reciben en su casa no es adecuado, adecuado solo es el 9 por ciento y los demás son moderadamente adecuado o inadecuado, del 94 por ciento de los niños que recibían desayuno escolar, el 75 por ciento informaron haber desayunado en casa”.

Publicidad