Una conferencia internacional se realizará en Lima el próximo martes con la asistencia de unos 60 países en busca de una salida pacífica a la crisis política de Venezuela, aunque con la ausencia de los países que apoyan al presidente Nicolás Maduro.

Convocada por el Grupo de Lima, que desde 2017 promueve una solución a la crisis en el país petrolero, acudirá a la conferencia una delegación de alto nivel enviada por el presidente estadounidense Donald Trump, conformada por su secretario de Comercio, Wilbur Ross, y su consejero de Seguridad Nacional, John Bolton.

También asistirán, entre otros, delegados del Vaticano, Francia, Alemania, Reino Unido, Australia, Corea del Sur, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica y 18 países latinoamericanos; pero no participarán China, Cuba, Rusia y Turquía, que fueron especialmente invitados porque pueden tender puentes con el régimen del presidente venezolano.

A la fecha, 62 delegaciones (59 países y 3 organismos internacionales, para ver el tema de la reconstrucción en Venezuela) han confirmado su participación en la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, que se realizará el martes”. Cancillería peruana.

Los organismos internacionales que enviarán delegados son la Unión Europea, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco de Desarrollo de América Latina (conocido anteriormente como Corporación Andina de Fomento, CAF).

Buscar solución

A la conferencia fueron invitados China, Rusia, Turquía y Cuba, países que “queremos sean parte de la solución y no profundicen el problema”, explicó el canciller peruano el 4 de julio en un encuentro con corresponsales extranjeros. 

El propósito del cónclave “es que por primera vez nos sentemos todos los países, que en alguna medida, tenemos una vinculación con lo que está pasando en Venezuela”, expresó Popolizio en esa ocasión.

“No aceptamos el uso de la fuerza para Venezuela” como solución “a la crisis política social y humanitaria”, dijo el canciller al reiterar la postura del Grupo de Lima.

El propósito es buscar un punto de convergencia, establecer un diálogo creíble que apunte a que se convoque a elecciones en Venezuela”. Cancillería peruana.

Con información de UNOTV

Publicidad