Seguridad Interior es inconstitucional: Senador

El vicecoordinador político del bloque conformado por el Partido del Trabajo (PT) y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Senado de la República, Miguel Barbosa, subrayó que la Ley de Seguridad Interior es inconstitucional y no resolverá los problemas de seguridad en el país.

Por el contrario, atenta contra las instituciones encargadas de la seguridad pública y es “un parche más que sirve de nada”, sentenció.

Barbosa Huerta señaló que la ley permitirá a las Fuerzas Armadas seguir en las calles haciendo labores que no les corresponden en materia de seguridad pública, cuando el país necesitaba avanzar en modelo policial y de combate a la inseguridad y la corrupción.

Lamentó que dicha medida no vaya a resolver la crisis de inseguridad en México, puesto que generará más violaciones a derechos humanos, no fortalece a las policías estatales y municipales y por ende, “representa un parche más que sirve de nada”.

El ex integrante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), manifestó que la polémica ley viola el artículo 21 constitucional, que establece que las instituciones de seguridad pública “serán de carácter civil”, no militar.

Si el ordenamiento se aprueba en el Senado, abundo, representará un riesgo inminente para los derechos humanos, tal y como han advertido organizaciones nacionales e internacionales en esa materia

La reforma en cuestión no contempla en ningún artículo o elemento, el fortalecimiento ni profesionalización de los cuerpos policíacos, sino que mantiene de modo “anticonstitucional” a las Fuerzas Armadas en la calle cumpliendo funciones que los propios mandos militares han dicho, no quieren realizar.

Ante la inminente aprobación de la minuta enviada por la Cámara de Diputados, añadió el congresista, es necesario hacer un llamado a los órganos de gobierno senatoriales, para que actúen “con dignidad” y rechacen la Ley, a fin de honrar la labor del Congreso que es responder a los intereses de la población, y no a la estrategia electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Gobierno Federal.

Aseguró que la norma, obedece a las “ansias y desesperación” del partido en el gobierno, por someter nuevamente al Congreso de la Unión, a sus intereses político-electorales.

Recordó que el mes de octubre fue el más violento en la historia moderna del país y la respuesta del Ejecutivo Federal es una ley riesgosa que “de nada sirve”.

“No tienen vergüenza, piensan que la sociedad les creerá, pero se equivocan rotundamente, a nadie engañan con esta simulación mal hecha y apresurada”, sentenció.

Asadero Cien