La Arquidiócesis Primada de México informó que las misas con presencia de fieles en la Ciudad de México estarán suspendidas desde este sábado hasta el próximo 10 de enero, esto ante la emergencia sanitaria que vive la capital del país.

El semáforo rojo de riesgo fue declarado el viernes en la Ciudad de México y el Estado de México, ante el aumento de contagios y hospitalizaciones.

Te puede interesar: Saturan ¡todos! los hospitales en CDMX y Edomex

El arzobispo Carlos Cardenal Aguiar aclaró que los templos de la Arquidiócesis Primada de México permanecerán abiertos, pero los fieles deberán acatar los protocolos establecidos para prevenir contagios.

También pidió a los fieles laicos apoyar a los sacerdotes de las parroquias pues la Iglesia, afirmó, pasa por «un momento grave en materia de financiamiento por la escasez de los ingresos habituales».

El arzobispo se sumó a los llamados hechos por las autoridades federales y capitalinas de no celebrar reuniones durante la temporada de fiestas decembrinas.

Publicidad