En medio de salvas de artillería, la urna de cedro con las cenizas del jefe máximo de la Revolución Cubana, Fidel Castro, fueron sepultadas hoy en el Cementerio de Santa Ifigenia de esta ciudad, cuna de la rebeldía.

Con la llegada de los restos de Fidel a su última morada, en una ceremonia privada y familiar, finalizó un periplo de cinco días desde que los restos de Castro partieron de La Habana a Santiago el pasado miércoles en un recorrido de más de mil kilómetros.

Publicidad