En la celebración de los 83 años de vida de la CTM, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, afirmó que con la aprobación de la Guardia Nacional, el jueves pasado, se demuestra que los políticos nos podemos poner de acuerdo y dar certeza.

En el marco de la 137 Asamblea General Ordinaria del Consejo de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la funcionaria recordó que el jefe del Ejecutivo advirtió que no habrá más sindicatos de Estado ni apoyados por el gobierno, sino sindicatos independientes y en libertad.

En el Auditorio Nacional, y ante gobernadores, líderes empresariales y sindicales, legisladores y la clase trabajadora, dijo que es un gran espacio para recordar y reconocer el camino que llevamos y pensar juntos en el horizonte de lo que sigue.

“Cada quien desde su trinchera, con absoluto respeto a nuestras funciones y de la autonomía sindical, podemos pensar en un objetivo común para todos, que la Cuarta Transformación deje a las próximas generaciones un México más justo, más igualitario y seguro”, en el que la democracia se convierte en una realidad, como una forma de vida y como una forma de gobierno, “nuestra vocación democrática es absoluta”.

Por ello, citó al presidente López Obrador, “ya no habrá dirigentes sindicales apoyados por el gobierno, no habrá sindicatos del gobierno, ni apoyados por las autoridades, se terminan los sindicatos de Estado, los sindicatos van a tener independencia y libertad”.

Entre aplausos de los trabajadores de la CTM, Sánchez Cordero apuntó que llevan menos de 100 días de gobierno, “pero venimos de lejos, por eso sabemos que lo podemos hacer juntos y ya lo demostramos hace unos días, el jueves pasado, con la votación de la Guardia Nacional demostramos que los mexicanos tenemos políticos que pueden ponerse de acuerdo y darles certeza”.

En ese sentido, añadió que todos queremos acabar con la inseguridad, construir la paz, todos coincidimos que hay una ruta para lograrlo y agradeció al senador y líder de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, por su invaluable apoyo para lograr el acuerdo.

Luego de reiterar su orgullo por ser la primera mujer titular de la Secretaría de Gobernación, afirmó que el espíritu de la dependencia es ahora una casa de puertas abiertas, de acuerdos transparentes, espacio de diálogo respetuoso. 

“Aquí está mi mano franca, que nuestra relación sea de inclusión, de respeto a su representación, de reconocimiento a sus aportaciones para lograr una gobernabilidad democrática y que la nuestra sea una relación de amistad”, puntualizó.

Expuso que cuando no haya coincidencias, siempre habrá inclusión y cuando tengan ideas distintas, siempre intentarán convencer, no vencer.

Publicidad