La Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad de México (SSP-CDMX) ubicó el primer caso del denominado juego la Ballena Azul, a través de una comunidad en Facebook, cuya víctima es una estudiante de secundaria, en la delegación Iztapalapa.

En coordinación con autoridades educativas, la Unidad de Ciberdelincuencia Preventiva atendió en marzo pasado dicho evento, en el que la adolescente mostró comportamiento extraño y lesiones con navajas en los brazos, característica básica de dicho “juego”.

Juan Montesinos, director de dicha Unidad, señaló que, al entrevistar a la estudiante, reveló que siguió las indicaciones en la citada red social para acceder a esa comunidad.

Dicho juego consiste en 50 retos con violencia física y psicológica durante 50 días, lo que puede derivar en actos que atenten contra la integridad de los participantes.

“También ya le habían puesto como reto buscar edificios altos, o buscar algún puente peatonal, o visualizar una estación del metro cercana a su domicilio o a su escuela, pero derivado que el último reto dentro de este conjunto de reto consiste en atentar contra su vida, buscar un suicidio”, afirmó.

El funcionario destacó que el reto de la Ballena Azul en la alumna de secundaria estaba muy avanzado, por lo que el apoyo de las autoridades educativas fue sumamente oportuno.

“Llevaba varios días, de hecho, varias semanas realizando este conjunto de retos, debido a ello, presentó un cambio de comportamiento con signos de depresión, las calificaciones en la escuela descendieron de manera importante y la relación que tenía esta joven con sus compañeros de clase también cambió de manera importante”, afirmó.

Una vez confirmado este caso, la Unidad de Ciberdelincuencia Preventiva de la SSP-CDMX emitió una alerta el pasado 29 de marzo pasado y la chica recibió atención física y psicológica.

De hecho, ubicó dos comunidades en Facebook que promovían estos desafíos; a los participantes se les hace mención que la persona que inicia con los retos, no puede salir de la dinámica y en caso de hacerlo, habrá represalias contra su familia.

Por esa razón la citada Unidad continúa con el rastreo de estos grupos en el ciberespacio, al tiempo en que mantiene estrecho contacto con las autoridades educativas de la ciudad de México.

Publicidad