Una multinacional estadounidense anunció que remodelará y reabrirá su tienda en El Paso, Texas, en la que incluirá un monumento en honor a las 22 personas que murieron en el tiroteo ocurrido el 3 de agosto pasado.

El portavoz de la empresa, Randy Hargrove, detalló que la tienda de El Paso será renovada en su totalidad antes de abrir sus puertas en unos tres o cuatro meses.

“Nada borrará el dolor del 3 de agosto y esperamos que la reapertura de la tienda sea otro testimonio de la fuerza y la resistencia que ha caracterizado a la comunidad de El Paso a raíz de esta tragedia”, afirmó el vocero en declaraciones que publicó la cadena informativa ABC News.

Aseguró que se erigirá un monumento en honor a las víctimas del tiroteo del 3 de agosto pasado, la mayoría de ellos de origen latino. Con ello se reconocerá la “relación binacional entre El Paso y Ciudad Juárez”, en la frontera mexicana.

Hargrove afirmó que la empresa procederá con “consideración y gran consideración” con los empleados, las víctimas y la comunidad en la reconstrucción de la tienda y la planificación del monumento.

Unos 400 empleados de la tienda en El Paso fueron reubicados en otras sucursales cercanas.

La reapertura de la tienda es “un paso importante en la curación de esta tragedia”, consideró el portavoz.

En el lugar hay decenas de ramos de flores, veladoras y cruces que adornan un monumento improvisado en una las entradas de la tienda.

Las autoridades realizaron durante unos 10 días la recuperación de evidencias, antes de regresar el control de la tienda a la multinacional.

El pasado 3 de agosto, se registró un tiroteo en la tienda realizado por Patrick Crusius, quien confesó a la policía que su objetivo era atacar a mexicanos.

En el ataque murieron 22 personas, de ellas, ocho eran mexicanos.

Con información de Notimex

Publicidad