Un experto en genética contratado por la familia de una joven italiana que desapareció en 1983, dijo que el espacio cavernoso bajo tierra cerca de un cementerio del Vaticano tiene miles de huesos que parecen ser de decenas de individuos.

Giorgio Portera, dijo que la “enorme” cantidad de huesos bajo el Pontificio Colegio Teutónico fue revelada cuando expertos designados por el Vaticano comenzaron a catalogar los restos, descubiertos la semana pasada.

No esperábamos esa enorme cantidad de huesos y otros restos que fueron aventados a la cavidad. Queremos saber por qué y cómo terminaron ahí los huesos”. Giorgio Portera, experto en genética.

También se encontraron fragmentos, lo que complicó el trabajo de los expertos, agregó.

Un comunicado del sábado del Vaticano no mencionó la cantidad de restos en el recién descubierto espacio cerca del cementerio Teutónico, pero dijo que el trabajo forense continuará el 27 de julio.

Publicidad