La venta de libros comerciales, que excluye a los de texto, registró una caída de 29 por ciento en volumen en lo que va del año, respecto a los 10 meses del 2019, lo que significa una pérdida económica de 663 millones de pesos y 2.9 millones de ejemplares que dejaron de comprarse, debido a la crisis sanitaria por el COVID-19, de acuerdo con datos de Nielsen.

“Desde el inicio del año hasta la semana pasada (primera semana de octubre) llevamos un 29 por ciento de libros menos vendidos que en el mismo periodo del 2019, y esto aproximadamente son 2.9 millones de libros que se han dejado de vender, y aproximadamente 663 millones de pesos que se dejaron de facturar”, dijo en entrevista David Pemán, gerente de Latinoamérica en Nielsen BookScan.

Te puede interesar: IMSS registra más de 2 mil 600 mujeres con cáncer de mama en 2020 

Reveló que hasta marzo las ventas de los libros registraban un alza de cinco por ciento anual, pero tras la pandemia del coronavirus la caída fue de hasta 80 por ciento.

La reducción se atribuyó al cierre de librerías por la emergencia sanitaria del coronavirus desde finales de marzo, todo abril, mayo y junio.

“No considero que exista falta de interés por la lectura, simplemente es que las librerías y muchos de los lectores no estaban acostumbrados a comprar libros en línea”, consideró Pemán.

Con la caída de 29 por ciento México se coloca como el país más afectado de los 15 que mide Nielsen BookScan, por encima de Italia que bajó 24 por ciento y España 22 por ciento. 

El experto anticipó que la campaña de Navidad será clave este año para lograr recuperar un poco de todo lo que se perdió durante los meses que estuvieron cerradas las librerías.

Añadió, que el 25 por ciento de los ingresos del sector provienen de la temporada decembrina, que servirá para recuperar algo de los 2.9 millones de libros no vendidos.

Publicidad