Captan en video cuando un grupo de activistas instalaron un “sube y baja” en la valla fronteriza entre México y Estados Unidos.

Los integrantes del colectivo Chopeke instalaron tres “sube y baja”, pintados de color rosa, en la valla fronteriza que divide Chihuahua y Nuevo México. La protestafue encabezada por Ronald Rael, profesor de arquitectura de la Universidad de California, y Virginia San Fatello.

Varias familias mexicanas y estadounidenses llegaron al lugar, se balancearon y divirtieron, mientras eran observadas por miembros de la Guardia Nacional.

“El muro se convirtió en un punto de apoyo literal para las relaciones entre EE. UU. Y México, y los niños y adultos se conectaron de manera significativa en ambos lados con el reconocimiento de que las acciones que tienen lugar en un lado tienen una consecuencia directa en el otro lado”, escribió en su cuenta de Instagram, Ronald Rael.

La actividad se realizó la tarde del domingo en el área de Anapra, una de las colonias más pobres al oeste de Ciudad Juárez, y Sunland Park, en Nuevo México.

Publicidad