Un juez de control vinculó a proceso al sacerdote Francisco Javier “N” por el delito de homicidio calificado en contra Leonardo Avendaño, estudiante de la Universidad Intercontinental cuyo cuerpo fue encontrado el pasado 12 de junio. 

De acuerdo con el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad de México, el impartidor de justicia impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa y fijó un plazo de 3 meses para la investigación complementaria. 

En cumplimento de la ampliación del término constitucional, el Ministerio Público imputó al párroco de asfixiar al joven de 29 años de edad dentro de su vehículo y posteriormente cubrir el cuerpo con una cobija y bolsa.

En tanto se lleva a cabo la investigación complementaria, Francisco Javier “N” permanecerá detenido en el Reclusorio Oriente. 

Habla el abogado del sacerdote Francisco Javier 

En entrevista con Azucena Uresti, en Radio Fórmula, Jorge Cuadra, abogado del cura, dijo la investigación de la procuraduría capitalina es débil y adelantó que la defensa de su cliente partirá del supuesto de que Leonardo no pasó la noche del 11 de junio en su domicilio. 

En ese sentido, Cuadra reconoció que entre la víctima y su cliente existía una relación de amistad, pero que diversos elementos apuntan a corroborar la versión de que no se encontraron esa noche. Además, reveló que entre Leonardo y una pareja de la iglesia de Cristo Salvador existían “problemas” y que incluso un hombre llegó a amenazarlo de muerte por las diferencias. 

Publicidad