Uno de los principales retos que deberán afrontar las futuras candidatas en estas elecciones es la violencia política en razón de género, la cual de acuerdo con especialistas pudiera incrementarse ante el uso indiscriminado de medios electrónicos.

Actualmente en Nuevo León se cuenta con reglamentos que brindan protección a la mujer y atacan este tipo de conductas; sin embargo, para garantizar una completa eliminación de la violencia política falta camino por recorrer.

Te puede interesar: Fisco pierde al año más de 500,000 millones de pesos por esquema de factureras: Procurador Fiscal

Y es que este tipo de violencia, que se ejerce a la mujer por el hecho de ser mujer, en estos tiempos ha tomado otros caminos que van más allá de insultos: el que los partidos las postulen en zonas perdedoras, minimizar su labor en la función pública, acoso, agresiones sexuales y físicas, amenazas y violencia digital.

Incluso se puede incluir la violencia psicológica, simbólica, patrimonial, económica o feminicida.

El pasado 11 de agosto, el Consejo General de la CEE aprobó adecuaciones a su Reglamento de Quejas y Denuncias, con la cual se adiciona un apartado denominado “De la Violencia Política en contra de las Mujeres en Razón de Género”.

Este apartado contempla un procedimiento especial sancionador para los casos de violencia política contra las mujeres en razón de género, las conductas que lo generan, así como el procedimiento para la dictaminación de medidas cautelares y órdenes de protección correspondientes.

Además de poder tratar este tipo de denuncias, la Comisión puede iniciar de oficio el procedimiento especial respectivo, si se detecta conductas infractoras y sea solicitado por parte de un consejero electoral, personal de la Secretaría Ejecutiva o de la Dirección Jurídica.

En este proceso, las medidas cautelares, que podrán ser ordenadas, van desde realizar un análisis de riesgos y un plan de seguridad y en su caso gestionar que se brinden las medidas de protección que correspondan.

A la par se ordena retirar la campaña violenta contra la víctima, y si esta conducta es repetitiva se suspenderá al agresor el uso de las prerrogativas asignadas o se ordenará la suspensión de su cargo partidista.

Incluso, este organismo puede emitir órdenes de protección, cuando la víctima lo solicite.

A nivel nacional, el Instituto Nacional Electoral (INE) ha promovido la 3 de 3 contra la Violencia hacia las Mujeres, con lo que los aspirantes a candidaturas rumbo al 2021 tendrán que firmar un documento bajo protesta de decir la verdad, en el que manifiesten que no se encuentran en los siguientes supuestos: haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme por delitos sexuales, contra la libertad sexual o la intimidad corporal, similares; haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme como deudor alimentario o moroso o que acredite estar al corriente del pago o que cancele en su totalidad la deuda; haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme por violencia familiar o doméstica.

A nivel local, el colectivo Derecho a Gobernar exigió a la CEE adherirse a este anuncio; sin embargo, aún no se tiene una resolución al respecto.

A consecuencia de que más mujeres se están animando a participar en el proceso electoral del 2021, activistas prevén que la violencia política en razón de género se agudice y se convierta en el principal obstáculo de aquellas que busquen ser representantes populares.

Aunque la violencia hacia la mujer y el minimizar su participación en vida pública ha estado presente desde hace ya décadas, las activistas revelaron para MILENIO que en estos tiempos los medios digitales serán la principal herramienta de donde provengan los ataques.

Para Julieta Martínez, miembro del colectivo Derecho a Gobernar señaló que por los tiempos que se están viviendo los ataques cibernéticos se harán más presentes.

“La violencia política contra las mujeres no es un tema nuevo, siempre ha estado, siempre ha habido rechazo hacia las mujeres que han pretendido participar en la vida pública.

“El punto es que los líderes, militantes, candidatos y todos los hombres que participen en la política tienen herramientas nuevas para ejercer la violencia, uno de ellos son los medios digitales”, mencionó la activista.

En estos momentos, Martínez precisó que el avance que han tenido las mujeres en tema de paridad será el principal motivo por el cual los ataques a candidatas se incremente, por ello llamó a las autoridades electorales a estar pendientes y garantizar seguridad a las mujeres.

“Si hay avance, siempre habrá un rechazo hacia ello, ese rechazo se potencializa y se convierte en una violencia más grave, por eso estimamos que la violencia política en estos tiempos se agudice y sea más violenta que en otros procesos electorales”, lamentó.

Ante esta situación, Derecho a Gobernar exigirá a las autoridades dar una respuesta más concisa para transparentar las denuncias que vayan presentándose de violencia política y así conocer cómo está el panorama en Nuevo León.

Urge formar un “frente sororo” rumbo a comicios

Para Angélica Maldonado, politóloga y activista feminista, la clave para amortiguar y contener esta clase de violencia es lograr que todas las mujeres que tienen intenciones de participar en este proceso electoral se unan en sororidad.

“La violencia une a todos los movimientos, y bueno, que en esta ocasión no sea la excepción, que esto sea algo que nos una a todas, que realmente entendamos que si violentan a una violentan a todas.

“Debe ser un acto de sororidad de decir ‘¡Así no!’, así no es la forma en la que queremos estar compitiendo o hacer política, que nos atrevemos a realmente demostrar que esta causa es mayor y que seamos muy proactivas en el rechazo a la violencia y en el acompañamiento a otras”.

Angélica Maldonado precisó que además de solicitarle a las autoridades actuar, es prioritario que las mujeres tomen las riendas del problema y hacer así un frente común.

“Estamos en un momento en que el movimiento de mujeres puede ser motor clave para generar un pacto sororo, sobre todo para acompañarnos y rechazar las violencias”, comentó la activista.

MC está comprometido a combatir la violencia política

Aunque se pidió postura de todos los partidos políticos referente a este tema, solamente Movimiento Ciudadano señaló que ante la falta de compromiso del Congreso del Estado en esta materia, ellos impulsaron un Decálogo para proteger la participación de las mujeres.

Ahí se destaca el tomar las medidas implementadas a nivel federal para combatir la violencia política en razón de género, en donde hacen uso de su plataforma para promover, proteger y respetar los derechos políticos-electorales de las mujeres.

El camino

Este tipo de violencia, que se ejerce a la mujer por el hecho de ser mujer, en estos tiempos ha tomado otros caminos que van más allá de insultos: el que los partidos las postulen en zonas perdedoras, minimizar su labor en la función pública, acoso, agresiones sexuales y físicas, amenazas y violencia digital.

Incluso se puede incluir la violencia psicológica, simbólica, patrimonial, económica o feminicida.

Obstáculo

A consecuencia de que más mujeres se están animando a participar en el proceso electoral del 2021, activistas prevén que la violencia política en razón de género se agudice y se convierta en el principal obstáculo de aquellas que busquen ser representantes populares.

Publicidad