El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo confiar en que la pandemia por coronavirus, pronto terminará y los ciudadanos podrán abrazarse y saludarse como antes, aunado a que podrán abrasarlo y saludarlo a él.

De gira en Tapanatepec, Oaxaca, expresó su incomodidad por no poder saludar directamente a la población que quiere acercarse a él, pero debe seguir resguardada en sus casas, o ya salió a la calle y no se le puede acercar.

“Es muy incómodo el que está la gente en sus casas, en la calle, queriendo saludarnos y no podemos por la pandemia, pero ya va a pasar, ya va a terminar esta pandemia que tanto daño ha causado, tanta tristeza ha generado, ha producido y ya nos vamos a volver a reunir y a abrazar como siempre, como hermanos, como compañeras y compañeros”, dijo.

El Primer Mandatario también confirmó la autorización al cambio en el contrato colectivo de trabajo en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para reducir la edad de jubilación de los electricistas.

En el evento de presentación de resultados de programas sociales como Sembrando Vida, el Jefe del Ejecutivo hizo un reclamo por el incumplimiento del programa La Escuela es Nuestra, en la localidad de San Pedro Tapanatepec.

Detalló que de los recursos liberados para el mantenimiento y remodelación de 43 planteles, sólo se han dispersado para cuatro escuelas, por lo que instruyó a los responsables del tema a cumplir y entregar el dinero respectivo.

Sobre los proyectos de desarrollo para el corredor del Istmo, refrenó que se brindarán las condiciones necesarias para la instalación de empresas, con subsidios fiscales, reducción del IVA, el Impuesto Sobre la Renta, así como la electricidad y combustibles.

Subrayó que el desarrollo de la zona, incluyendo la rehabilitación del ferrocarril, permitirá reconectar naciones de Asia con la Costa Este de Estados Unidos.

Publicidad