Xalapa.- La senadora Gloria Sánchez Hernández. reconoció que fue un acto político la solicitud de blindar las fronteras del país ante una posible huida del ex fiscal Jorge Winckler Ortiz y del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Aceptó que el exhorto hecho por los legisladores de Morena se dio a pesar de que no existe una orden de aprehensión en su contra.

“Entiendo eso (que no haya una orden de aprehensión contra ellos), pero fue un posicionamiento político necesario ante la posibilidad de que ocurre”.

Además, la legisladora indicó que hasta ahora las autoridades no han contestado a este planteamiento.

“Respuesta de las autoridades ninguna, no tenemos ninguna respuesta pero entendemos que han acusado recibo de nuestra preocupación”.

Sobre la posibilidad de que se violen los derechos de una persona que no tiene orden de aprehensión en su contra y de quien pide se vigile su desplazamiento por el país, la senadora dijo que es por mera precaución. 

“Se tiene información de que tiene la intención de huir y por eso hicimos la solicitud a las autoridades, en prevención”.

Publicidad