Organizaciones ambientalistas, mediante un carta, le pidieron al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, finalizar el uso del glifosato, el cual, dijeron, se ha demostrado científicamente que envenena los cultivos, el agua, los recursos naturales y a los polinizadores.

El Grupo Territorio, Género y Extractivismo (GTE), integrado por 21 redes ambientalistas, junto con otras agrupaciones como la Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, Greenpeace y el Movimiento Social por la Tierra, manifestaron este sábado su preocupación ante la posible aprobación de leyes que continúen permitiendo el uso del glifosato.

En la carta, apuntaron que “en el centro de las transformaciones que requiere el país está terminar con el uso de la sustancia conocida como glifosato”.

“Es necesario preservar la riqueza natural y la biodiversidad amenazada por esta sustancia, además de cumplir con la prohibición de la producción de transgénicos”, señalaron.

Te puede interesar: México es el tercer país con más muertos por COVID-19, revela la OMS

En el documento, los defensores exigieron a López Obrador que el cuidado de la salud ambiental y humana “sea un eje fundamental de las políticas del Gobierno”.

La carta, firmada también por organizaciones por el Derecho al Agua, la Academia Mexicana de Derecho Ambiental, el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario y especialistas, destacó que la actual emergencia sanitaria por COVID-19 “ha puesto en primer plano la importancia que tiene modificar los esquemas de producción y consumo que originan y profundizan las desigualdades sociales y de género”.

También llamaron al presidente mexicano a mantener las fuentes de agua limpia y disponible y a detener el fracking (fractura hidraúlica para la obtención de gas e hidrocarburos) y la minería, ya que esas actividades “tiene impactos graves en la salud ambiental y humana”.

Señalaron que le corresponde a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) encabezar dichas transformaciones, promover mejores prácticas en el uso de fertilizantes y herbicidas, la agroecología, además de la conservación y el uso sustentable de la riqueza natural de México.

El pasado miércoles se filtró a medios un audio, de origen desconocido, en el que se escuchaba al titular de Semarnat, Víctor Manuel Toledo, criticar al secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, por favorecer los grandes “agronegocios” y expresó “diferencias” con la política energética impulsada por la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

El jueves, la Semarnat exigió una disculpa a pública a la Secretaría de Agricultura (Sader) por haber presentado sin su consentimiento un anteproyecto de decreto presidencial sobre el glifosato, que, junto con otros herbicidas y plaguicidas, han sido asociados con el uso de semillas transgénicas.

Publicidad