Con pocos invitados, por la contingencia del coronavirus, el presidente Andrés Manuel López Obrador conmemoró en la Ciudad de México el 82 aniversario de la expropiación petrolera decretada el 18 de marzo de 1938.

Desde el 17 de marzo, AMLO había informado que en sus siguientes eventos públicos se restringirá la asistencia del público. Aseguró que el evento por la expropiación petrolera sería con poca gente, pero que no podría dejar de recordar el hecho histórico.

Pidió el apoyo a los ciudadanos que quieran asistir a que se encuentren en otro momento, una vez que pase la contingencia por la pandemia del coronavirus.

“Voy a ir el fin de semana a Oaxaca porque el 21 es la conmemoración del natalicio del mejor presidente en la historia de México, Benito Juárez, entonces nada más pedirles a los ciudadanos, amigos, amigas de Oaxaca que nos queremos mucho, que en esta ocasión me reúna solo con los pobladores de Guelatao, que sea la ceremonia en Guelatao y que ya habrá tiempo para visitarlos en todos los pueblos”, dijo.

Explicó que la decisión se debe a las indicaciones del equipo de expertos y científicos del sector salud, y para no darle motivos de crítica a sus adversarios: “esto para que no digan que el presidente no está dando el ejemplo o no se cuida, todo esto que utilizan nuestros adversarios.

Aseguró que les “sacará la vuelta a sus detractores para que no tengan ningún motivo para realizar descalificaciones a su gobierno, y así se vean “obligados a inventar”.

López Obrador realizará una gira de trabajo el próximo fin de semana a Oaxaca, para el viernes 20 de marzo, visitará el Hospital Tlaxiaco; el 21 estará en Guelatao y posteriormente tendrá un evento en la carretera de Mitla-Tehuantepec y el domingo 21 visitará la carretera Barranca Larga – Ventanilla.

Publicidad