Al aseverar que en poco más de 8 meses de gobierno se ha abatido la corrupción y la impunidad que imperaba “desde arriba”, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, resaltó que el saqueó se permitió en los últimos 36 años desde el máximo poder.

“No es cierto que el Presidente no sabía, o que lo engañaron o fueron desleales sus colaboradores. El Presidente tiene toda la información, claro que sabe: todo. Los negocios más jugosos que se hacen al amparo del Poder Público llevan el visto bueno del Presidente. Si el presidente es honesto, tienen que ser honestos sus colaboradores; así se tiene que ir limpiado al gobierno de corrupción e impunidad y ya hemos avanzado mucho en este terreno”, advirtió López Obrador ante personal médico, pacientes y seguidores en un mitin desarrollado en torno al Hospital de Río Grande, Zacatecas.

Al destacar que hasta el pasado gobierno, “un pequeño grupo de potentados no pagaban impuestos”, el presidente López Obrador adelantó que 1o de septiembre, cuando arranque el periodo de sesiones, además del decreto de que ya firmó para prohibir que se condonen impuestos a “los de arriba”, se presentará una iniciativa para reformar el artículo 28 de la Constitución para que se prohíba la condonación de impuestos a los grandes contribuyentes.

“Era una gran injusticia porque obligaban a pagar impuestos a los campesinos, a los obreros; todo el que compra algo tiene que pagar un impuesto, las enfermeras, los pequeños y medianos comerciantes y empresarios, pero los de mero arriba no pagaban. En dos sexenios condenaron más de 400.000 millones de pesos”, reclamó.

Por lo ahorrado con austeridad y combate a la corrupción, insistió el primer mandatario, no ha ya más o nuevos impuestos ni gasolinazos ni se ampliará la deuda de pública; si embargo, alertó sobre la herencia onerosa en ese rubro dejada por pasadas administraciones.

“(El ex presidente Vicente) Fox dejó una deuda de 1.7 billones; (Felipe) Calderón la dejó en 5.2 billones de pesos que representaron un aumento de 200 por ciento; (Enrique) Peña nos dejó la deuda en 10 billones. Para pagar los solo los intereses de la deuda tenemos que gastar 600 mil millones de pesos este año”.

Tras reconocer que habían pasado muchos años que un presidente de la República no pisaba ese municipio zacatecano, trabajadores del Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS) y de las autoridades estatales pidieron al Jefe del Ejecutivo abrir una área de especialidades en el centro comunitario y pidieron Payo para abrir un Hospital de la Mujer de Fresnillo; López Obrador accedió a poner en marcha ese nosocomio que implicaría un presupuesto de 250 millones de pesos al año pero que atenderá a la localidad y regiones cercanas.

Durante la firma del acuerdo para garantizar la salud en el foro denominado Diálogo con la Comunidad del Hospital de Río Grande, Atención Médica y Medicamentos Gratuitos, el gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello, resaltó que este hospital “es el segundo  de su tipo en el estado y habrá de beneficiar a 265 mil zacatecanos“.

Con información de MVS Noticias

Publicidad