El presidente nacional del Morena, Andrés Manuel López Obrador y el candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México, Juan Zepeda Hernández, convirtieron al municipio de Nezahualcóyotl en un “ring político” por el emplazamiento que el primero hizo al abanderado perredista para que declinara a favor de la candidata de Regeneración Nacional, Delfina Gómez Álvarez, a fin de ganar los comicios del 4 de junio.

En dos eventos distintos, separados por unas cuantas cuadras, López Obrador y Zepeda Hernández tomaron definiciones en torno a la pretendida Alianza de Facto que propuso el político tabasqueño al Partido de la Revolución Democrática, donde incluso hubo emplazamientos y advertencias de que si el PRD no aceptaba apoyar a Morena en este cierre del proceso electoral mexiquense, tampoco irían juntos en el 2018.

El primer mitin en arrancar fue el de Delfina Gómez y López Obrador, donde al no tener respuesta del PRD, el dirigente de Morena reiteró que el Sol Azteca confirmó que su labor en esta elección del Estado de México es de palero y servil del PRI y la Mafia del Poder. López Obrador se conformó con el hecho de en los comicios venideros muchos perredistas van a votar por Delfina Gómez.

A un kilómetro de distancia el candidato del PRD, Juan Zepeda dijo que acusó recibo del emplazamiento de López Obrador a quien tachó de unilateral, arrogante y prepotente. Ante miles de simpatizantes reunidos en la plaza principal de Nezahualcóyotl indicó que la advertencia de Andrés Manuel sólo indica que Morena no puede ganar sin el PRD.

Publicidad