La candidata del PAN-PRD a la alcaldía de la ciudad, Ana Miriam Ferráez Centeno, se declaró “ganadora” de la elección de este 4 de junio, y aseguró que se va “limpia” del proceso.

Al reconocer que no obtuvo el respaldo necesario de los electores para ser la nueva alcaldesa de Xalapa, dijo que logró en 31 días un empoderamiento “impresionante”.

“Me siento ganadora y quiero agradecer a los 44 mil votos que me dió la ciudadanía que confió en el proyecto de Ana Miriam Ferráez; me siento sumamente orgullosa, satisfecha y limpia de este proceso”.

En conferencia de prensa, dijo que desde ahora estará del lado de los ciudadanos, pero no descartó buscar algún otro puesto público, pues a pregunta expresa dijo que su historia no se cerró y si hay posibilidades lo analizará.

Ana Miriam señaló que a pesar de la campaña de difamación en su contra, y que hubo cuestiones “oscuras” de corrupción, ella se siente ganadora.

“Mi misión no termina aquí, encontré una vocación de trabajar por la gente y de servirle a los ciudadanos. Exhorto a todos los que vivimos en esta ciudad a que el Gobierno cumpla, merecemos que nos cumplan, merecemos sacar la corrupción de nuestra ciudad y merecemos ser atendidos”.

Rechazó que vaya a impugnar el resultado pues dijo que se enorgullece de haber sido la segunda candidata más votada de la coalición PAN-PRD y con eso está satisfecha.

Aseguró que no compró votos, a pesar de que un grupo de taxistas se manifestaron en su contra por haberles prometido el pago de 800 pesos a cambio de su credencial de elector.

Publicidad