La Secretaría de Gobernación (Segob) mencionó que el gobierno federal analiza la construcción de un memorial para las más de 100 víctimas de la explosión de una toma clandestina a un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tlahuelilpan, Hidalgo, tragedia ocurrida el 18 de enero del 2019.

La subsecretaríade Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, Diana Álvarez, detalló que a falta de espacio en los panteones de  Tlahuelilpan y Tlaxcoapan, Petróleos Mexicanos (Pemex) compró terrenos para sepultura, de los que no ofreció el costo. 

“Se llevaron a cabo buenas negociaciones para esto y se ampliaron todos estos espacios para que se pudiera cumplir con todas estas cuestiones funerarias”

En visitas con los familiares de las víctimas, estas manifestaron interés por preservar las cenizas en un lugar libre de riego por lo que, dijo, se analiza la construcción de un memorial. 

“Platicado con los familiares, se busca destinar para que se construya un memorial y que los familiares, sobre todo aquellos que no han podido contacto o identificación con los restos de sus familiares puedan asistir a ese lugar y tener de alguna manera algún tipo de comunión con el recuerdo de sus parientes”

En tanto, señaló, DIF nacional se hizo cargo de algunos servicios funerarios toda vez que el DIF estatal de Hidalgo se encargó de la mayoría. En total, la entidad federal empleó para este fin 148 mil 715 pesos. 

Dieron apoyos por 2 millones 355 mil pesos

La Secretaría de Gobernación entregó 157 apoyos inmediatos de 15 mil pesos a las víctimas de la explosión  en Tlahuelilpan. A los familiares de las víctimas, procedentes de nueve municipios, el recurso les fue entregado en dos etapas hasta sumar los dos millones 355 mil pesos. 

Alvarez Maury detalló los criterios con los que el recurso fue entregado:

“Cuando quedaron hijos o hijas en orfandad, cuando había una esposa embarazada, padre o madre de bajos recursos que se encargó de los gastos funerarios y/o de la búsqueda de los desaparecidos, las madres y padres que perdieron a sus hijas o hijos, matrimonios que perdieron algunos de sus cónyuges y que tenían hijos o hijas, la esposa o esposo del fallecido que se quedó a cargo del cuidado de los hijos, aun cuando no eran padres biológicos de ellos, y cónyuges que no tenían hijos, pero que estaban legalmente casados”

La funcionaria añadió que desde la explosión, se implementaron programas de Bienestar en los municipios afectados pues el robo de combustible se interpretó como una exclusión social sistemática y prolongada en la zona.

Entre los programas aplicados, detalló la subsecretaria, se encuentran la pensión para adultos mayores, beca a víctimas por violaciones a derechos humanos, a familias en situación precaria, a educación básica y media superior así como el apoyo de Producción para el Bienestar.

De acuerdo con la funcionaria, tras la tragedia muchos menores de edad quedaron en la orfandad, por lo que:

“Se determinó que tendría que haber un apoyo permanente para todos estos niños desde la edad de meses, hasta que terminen su edad escolar por los próximos años”.

De acuerdo con cifras del gobierno federal, hasta el 10 de abril continúan cinco personas hospitalizadas y la cifra global de víctimas mortales ascendió a 135.

Publicidad