Las investigaciones a funcionarios y ex funcionarios de Petróleos Mexicanos vinculados con altos directivos de la empresa Odebrecht serán llevadas “hasta sus últimas consecuencias”, afirmó la Procuraduría General de la República.

La institución indicó en un comunicado que ha mantenido constante comunicación con autoridades brasileñas para recabar datos sobre el presunto caso de corrupción Odebrecht-Braskem; sin embargo, la Fiscalía de ese país no ha aportado la información correspondiente.

Hoy, el diario O’Globo reveló que la empresa Odebrecht habría pagado 10 millones de dólares a Emilio Lozoya, ex director de Pemex, de sobornos a cambio de ganar una licitación de 115 millones de dólares, para el proyecto de remodelación de la refinería Miguel Hidalgo, en Tula, Hidalgo.

La PGR mencionó que esta semana esperaba a la representación brasileña en la reunión de fiscales latinoamericanos, en la ciudad de Puebla, “pero hoy ha cancelado su asistencia”.

Precisó que en diciembre de 2016, las empresas brasileñas Odebrecht y Braskem se declararon culpables ante la Corte Federal del Distrito de Nueva York, Estados Unidos, por haber pagado sobornos a funcionarios de varios países. “En el caso de México a funcionarios de Pemex por $10,500,000,00 dólares, en un periodo comprendido entre 2010-2014”.

Detalló que 10 servidores públicos y nueve ex funcionarios de Pemex declararon que “intervinieron en la adjudicación de tres contratos de obra pública asignados al conglomerado brasileño. También se han tomado declaraciones a tres directivos de la empresa, incluido a Marcelo Bahía Odebrecht, ex presidente de la empresa que lleva su nombre”.

Aseguró que representantes de Odebrecht ofrecieron un acuerdo reparatorio, pero no fue aceptado, ya que “bajo ningún supuesto inhibirá el sancionar administrativa y penalmente a los ex funcionarios y/o funcionarios públicos involucrados”.

Publicidad