CMAS Xalapa, refugio de opacidad e indolencia

Anuncios
Anuncios

 Jair García

Xalapa.- La Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Xalapa (CMAS), se ha convertido para su actual director general Carlos Hernández Martínez, en el negocio de su vida, pues sus viajes de supuestas reuniones en la Ciudad de México, le cuestan a los xalapeños no menos de 5 mil pesos diarios, además que de la noche a la mañana desaparecieron más de 100 millones de pesos de subejercicio del año 2015 al 2016.

A pesar de que nunca en la historia la CMAS ha logrado recaudar cientos de millones de pesos, derivado del pago del servicio de suministro de agua, dicha dependencia no ha hecho inversiones importantes en el mejoramiento o ampliación de la red distribuidora del vital liquido.

Por el contrario, la red de agua en Xalapa se nota deteriorada, vieja, caduca e inservible, además que los ríos que atraviesan la ciudad se encuentran contaminados, sin que haya una obra para evitar que las aguas residuales paren en esos afluentes.

De igual forma, prácticamente todas las alcantarillas y coladeras que hay en la ciudad están rotas, hundidas o no existen, a pesar de que el año pasado la dependencia manejó casi 600 millones de pesos, cantidad de la que nada se sabe porque no hay avances para resolver los problemas del agua y alcantarillado en la capital del estado.

La mayor cantidad de recursos se va en pagar la nómina de la CMAS y los lujos del director Carlos Hernández Martínez, quien para asistir un solo día al Distrito Federal gasta 5 mil pesos, violando por completo el reglamento de viáticos regulado para esa instancia, que le autoriza no más de 800 pesos en alimentos.

Sin embargo, el director de CMAS se da el lujo de asistir a los mejores restaurantes de la Ciudad de México, donde paga por los mejores alimentos y bebidas a costa de los xalapeños.

Carlos Hernández Martínez ha llegado al cargo para abusar y medrar a su antojo, pues de acuerdo con el avance financiero de 2015, al cerrar el ejercicio se registró un subejercicio de poco más de 100 millones de pesos que para enero de 2016 no fueron reportados.

Estos recursos no aparecen en las cuentas bancarias de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento, por lo que esos 100 millones de pesos con los que se pudieron haber hecho obras de saneamiento para evitar las descargas de aguas residuales a los ríos Papas, Sedeño o Carneros, simple y sencillamente no se localizan.

La gravedad de tales irregularidades parece no han sido observadas por el alcalde Américo Zúñiga Martínez, o tal vez es quien las propicia y las ha venido ejecutando perfectamente el director de CMAS, Carlos Hernández Martínez.

No obstante lo anterior, las quejas del personal de la dependencia aumentan por el trato despótico e indiferente de Hernández Martínez, quien se dice protegido por un ex secretario de finanzas y exlegislador federal.

“Sólo se la pasa encerrado en su oficina, rodeado de un sequito de jóvenes que disfrutan sus gracejadas” manifestaron empleados de la dependencia.

Publicidad