La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo un llamado a la Fiscalía General de la República (FGR) a no persistir en la intención de modificar el tipo penal del feminicidio y enfatizó que el Estado mexicano tiene la obligación de prevenir, erradicar, investigar y repara la violencia contra las mujeres, incluyendo el feminicidio.

Agregó que los feminicidios en nuestro país, representan una “gravísima crisis” en materia del respeto y garantía del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

La CNDH refirió que modificar el delito de feminicidio por el de homicidio agravado significa un retroceso, además de que invisibiliza el componente esencial de odio contra las mujeres y cancela la exigencia de que las investigaciones penales sean exhaustivas, eficaces, serias e imparciales.

A decir del organismo, el vínculo entre la propuesta de modificación y la posibilidad de facilitar la investigación y judicializar el feminicidio implica una violación al artículo primero de la Constitución por el incumplimiento de las normas, principios y estándares vinculantes en materia de prevención, investigación, sanción y garantía de reparación eficaz y justa ante el feminicidio.

Del mismo modo, puntualizó que la propuesta justifica el hecho de no contar con profesionales competentes y capaces de identificar los factores que constituyen la violencia de género, así como el incumplimiento del deber del Estado de actuar con la debida diligencia ante actos de violencia contra la mujer.

Publicidad