La titular de la VI Sala Regional Metropolitana del Tribunal de Justicia Administrativa, Rosa Edith de la Peña Adame, concedió una suspensión definitiva de la inhabilitación ordenada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) contra Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de Desarrollo Social.

Determinó que la sanción consistente en la inhabilitación temporal para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público por un periodo de 10 años queda sin efectos, hasta que se resuelva el juicio contencioso administrativo.

El equipo jurídico de la exfuncionaria detalló que esa resolución significa que Rosario Robles Berlanga no será inscrita en el Registro de Servidores Públicos Sancionados.

Ello por considerar que, con la resolución de la SFP, “se perjudicaría el derecho de imagen de la solicitante, en el ámbito personal y profesional, creando con ello un perjuicio de difícil reparación”.

Publicidad