La Secretaría de la Función Pública aseguró en un tuit que “no se permitirán ni tolerarán conflictos de interés en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador”, poco después de la renuncia de Carlos Lomelí Bolaños a la delegación federal en Jalisco.

El anuncio confirmaría un conflicto de interés cometido por el ex funcionario de la Cuarta Transformación, pues la SFP lo investigaba tras diversos señalamientos de medios nacionales.

En el tuit se presumen “frutos dados rumbo a una nueva política pública” aunque no se especifica si se habla de la renuncia de Lomelí, investigado por la SFP a petición de AMLO.

En otro tuit, pero ahora de la cuenta de Irma Eréndira Sandoval, titular de la dependencia, se dijo que  “quien tenga conflicto de interés no puede ni debe trabajar en el gobierno de la 4T”.

Lomelí Bolaños fue señalado en una serie de reportajes de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad de conflicto de interés, pues una empresa vinculada a él, Abisalud, ha sido beneficiada con 164 millones de pesos en contratos durante el actual gobierno.

Los reportajes señalaron que Lomelí Bolaños dispuso de una cuenta en Banorte para tomar dinero de Abisalud, empresa a nombre de José Hiram Torres Salcedo, regidor de Zapopan.

Este, a su vez, registró la empresa con una dirección de un inmueble perteneciente a Lomelí Bolaños.

Publicidad