Xalapa.- En su primer mensaje

como gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares dio a conocer que ha propuesto un plan de rescate de Veracruz al presidente Enrique Peña Nieto, pues lamentó que le dejaron las cuentas bancarias vacías, pero llenas de cuentas por pagar.

“Al gobierno federal no pedimos limosnas, pedimos justicia y equidad”, expresó el mandatario estatal, quien dijo que sabía que iba a recibir una entidad en esas condiciones, pero aún así tiene su total disposición a trabajar a favor de los veracruzanos.

Reconoció que toma un gobierno sin dinero en las cuentas bancarias, pero llena de documentos de cuentas por cobrar; con el nivel más alto de coraje y reclamo social; con una crisis de desabasto de comida y medicinas en hospitales; y muchos problemas más, que buscará resolver con urgencia.

Desde ahora garantizó la honestidad, transparencia y austeridad en su administración, además de no utilizar un solo peso en las campañas políticas o en financiar partidos o candidatos.

Publicidad