Los presidentes de los 10 órganos de Tratados de la ONU demandaron a los líderes mundiales a garantizar que se respeten los derechos humanos en todas las medidas gubernamentales que se tomen para hacerle frente a la pandemia de Covid-19.

Hilary Gbedemah, presidenta del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, afirmó que “solo incluir a todas las personas en las estrategias creadas para combatir el Covid-19 es que se puede combatir esta pandemia”.

Los expertos pidieron a los Estados que adopten medidas para proteger los derechos a la vida y la salud, y para garantizar el acceso a la atención médica a todos los que la necesiten, sin discriminación.

Además, instaron a los gobiernos a tener especial cuidado con las personas especialmente vulnerables a los efectos del coronavirus, incluidas las personas mayores, personas con discapacidad, grupos minoritarios, pueblos indígenas, refugiados, solicitantes de asilo y migrantes, las personas privadas de libertad, personas sin hogar y aquellos que viven en pobreza.

Señalan que las mujeres corren un riesgo desproporcionadamente alto porque en muchas sociedades son ellas las principales cuidadoras de los familiares enfermos.

Seguro que a nadie se le debe negar la atención médica por un estigma o porque pertenecen a un grupo que podría estar marginado. “Los Estados deben proporcionar apoyo específico, incluyendo apoyo financiero, social y fiscal, a las personas particularmente afectadas como las que no tienen seguro médico o seguridad social”.

Los presidentes advirtieron que el miedo y la incertidumbre de esta pandemia podrían conducir a chivos expiatorios y prejuicios. “Los Estados deben tomar medidas activas para garantizar que prevalezca un sentido de solidaridad, incluso mediante la protección contra el racismo y la xenofobia o el crecimiento del nacionalismo desenfrenado”, dijo Gbedemah.

Publicidad