Xalapa, Ver. (SPI).- Seis de los siete candidatos a la Gubernatura del estado se negaron a firmar el pacto de civilidad propuesto por el Organismo Público Local Electoral (OPLE) de Veracruz.

La firma estaba programada realizarse con los siete candidatos a la Gubernatura el próximo domingo a las 6 de la tarde; sin embargo, no se llevará a cabo, ya que seis de los 11 partidos políticos indicaron que no estaban las condiciones para hacerlo.

Al respecto, el consejero electoral Juan Manuel Vázquez Barajas, dijo que si bien este pacto de civilidad no fue aceptado por los partidos políticos, el OPLE seguirá insistiendo en la necesidad de su firma.

Dado que la propuesta llevada a la mesa del Consejo General fue suya, el consejero aseguró que la firma de este pacto permitiría que las campañas se desarrollen en un clima de respeto y apegadas a las normas democráticas.

“Se había planteado firmarlo el domingo a las 6 de la tarde, dos horas antes del debate, en consecuencia como hay una expresión de la mayoría de los representantes a la no firma, se ha suspendido que ello sea así, no será el próximo domingo”.

Dijo que los partidos que no aceptaron signar este documentos fueron el Partido Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT), Encuentro Social (PES), Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Movimiento Ciudadano (MC), mostraron sus negativa al pacto, siendo la mayoría.

Sólo los cinco que conforman la coalición “Para Mejorar Veracruz”; es decir, los Partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (Panal), Alternativa Veracruzana (AVE) y Cardenista, reiteraron su intención de firmarlo.

“El OPLE considera necesario seguir con el llamado al pacto de civilidad, no necesariamente tendrían que buscarse alternativas en el futuro, en qué momento podría darse esta firma. Lo que sí es claro que y contundente es que no hay condiciones para que se firme el domingo por expresión de los partidos”.

Vázquez Barajas lamentó este hecho pero dijo que el órgano electoral no los puede obligar a firmar este compromiso, que sí fue signado por todos los contendientes a la Presidencia de la República en 2012, porque existe una normatividad que los obliga a realizar sus actos proselitistas apegados a la misma.

Publicidad